viernes, 5 de septiembre de 2014

TRILOGÍA TOY STORY

 Hola a todos, no os podéis creer lo que os voy a presentar. Hoy os traigo una trilogía, cuyas tres películas son auténticos peliculones y todos estamos satisfechos de haber visto cada una. Pues sujetaros las piezas, porque traigo la trilogía de TOY STORY.

Empezamos por la primera. Toy Story, es una película dirigida por John Lasseter. Toy Story, es una película, pero no una película y ya está, sino que es la primera película de animación realizada y diseñada por ordenador. Esto ocurrió en 1995. Además, es cuando Pixar se hace realmente famosa, ya que el estudio Pixar ya tenía algunos cortos, pero en esos momentos Disney estaba en lo más alto, con El rey león, Pesadilla antes de navidad, La bella y la bestia, y otras muchas películas. Y así, es como John Lasseter supera a Disney, dejándo a Disney y a todos los niños y adultos de 1995 con la boca abierta. Bueno, vamos con un pequeño resumen.

La película nos mete en ella en vista de muñecos, es decir, nosotros miramos a los muñecos como si fuésemos uno de ellos y estuviésemos ahí. Bueno, pues aparecemos en el cuarto de un niño, el cuál, está jugando con sus muñecos. Él tiene a sus muñecos que hacen el papel de buenos y a los que hacen de malos. Pero cuando el niño se va del cuarto, los muñecos se levantan y hablan entre ellos como si nada, siendo amigos de todos. Conocemos a Woody, un vaquero, a la pastorcita con sus ovejas, al señor patata que va perdiendo todas sus piezas, un perro muelle, y un cerdito de porcelana con monedas dentro. Bueno, pues en ese momento, ya nos encontramos en una misión, y es que es el cumpleaños de Andy, el niño, y los soldados de plomo van en misión de saber si llega un juguete nuevo a su pandilla y como es. Los juguetes están muy nerviosos, pero por fin se acaban los regalos y ninguno a sido un juguete. Pero de repente, los padres de Andy le traen un regalo sorpresa, un Buzz Lightyear, un astronauta que viene de un planeta cuyo malvado Zurg. Él, a pesar de ser un juguete, se cree en serio que viene de un planeta y que es un astronauta con láser y grabador de voz, tal como dice en la caja en la que venía. Buzz despliega sus alas y echa a volar, pero vuela de casualidad, pues lo que hace es votar en una pelota, engancharse en el ventilador y cosas así, acabando con un aterrizaje en la cama de Andy delante de los demás juguetes. Durante esos días, Andy cambia todo su cuarto, retira todo lo que tiene que ver con los vaqueros, y deja de lado a Woody, para jugar más con Buzz Lightyear. Entonces Woody coje celos y en un intento de tirar a Buzz por la ventana, es sorprendido por el señor patata, y esto hace que vaya en su busca, si quería volver a tener amigos. Entonces Woody y Buzz pasan unas aventuras alucinantes para volver con Andy, pero se verán rodeados de marcianitos verdes y atrapados por un niño que rompe los juguetes y los hace explotar. Además, Buzz comprenderá que no es ningún astronauta, y a la vez, Woody aprenderá que tiene muy buenos amigos y deben ayudarse para llegar al final. Y con esto, acabamos con Toy Story.


 Ahora, vamos a seguir con TOY STORY 2, una película de 1999, dirigida nuevamente por John Lasseter. En esta película, descubrimos que las secuelas vuelven a estar a la altura de su predecesora. Pues eso, vuelven a usar el ordenador para la película, y ésta vez, habrá nuevos juguetes.

Para empezar la película, aparece un corto, en el que se ve a Buzz lanzando rayos láser y luchando con Zurg. Después vemos, que son el dinosaurio y el cerdo jugando a un juego de Buzz en la consola. Aquí, Buzz y Woody son muy buenos amigos. El problema viene, cuando Woody, sin querer, es metido en una caja llena de objetos que ya no usa Andy y su madre. Esta caja es llevada al porche de la casa, donde hay un mercadillo de segunda mano. Es entonces cuando aparece un hombre que es coleccionista de muñecos, y quiere llevarse a Woody. La madre de Andy le dice que él muñeco no está a la venta, y lo separa de la caja, pero el hombre lo coje a escondidas y se lo lleva. Este hombre es un vendedor y coleccionista de muñecos, que tiene una juguetería. Cuando los juguetes ven que este hombre se lleva a Woody por la ventana, y le ven la cara. Es así cuando le reconocen en un anuncio por televisión de la juguetería, donde al final se dice la calle de la juguetería.  Es entonces, cuando vuelvan a la calle en una nueva misión de rescate. Pero mientras tanto, Woody está en la casa del hombre, que tiene estanterías llenas de merchandising con cosas de Woody. Y es que Woody era un personaje de televisión, que era el protagonista junto a una vaquera llamada Jessie, el capataz y un caballo llamado Perdigón. Estos tres también estaban allí, junto a él. Y es así cuando se hacen amigos. Pero lo que no saben, es que el coleccionista no dejará que se escapen, pues ya tiene todo previsto para meter a los muñecos en cajas y mandarlos a un museo. Woody no quiere despedirse de Andy, a lo que todos llegan a entenderlo y dejarlo ir, todos menos uno que no voy a decir quien es, por si no lo habéis visto. Además de estos dos malos, también aparece el malvado Zurg tratando de matar a Buzz, quien parece que ha encontrado a sus hermanos dentro de la juguetería.

Esta secuela es genial, llena de personajes, y que te llega a enamorar de los personajes,  como pasó con la primera.


Bueno, vamos a acabar ya con la trilogía, y vamos a acabar en lo más alto. Con uno de los mejores malos, mejor historia, con un magistral 3D y con la primera película animada en ser nominada a mejor película en los Oscar. Vamos con TOY STORY 3, una película de 2010, aunque ésta vez no está dirigida por John Lasseter, sino por Lee Unkrich.

La película, vuelve 11 años después, y volvemos con Woody, Buzz, los demás Juguetes y un Andy más mayor que debe de irse a la universidad. Pero para antes de irse, su madre le ha pedido que recoja los juguetes, los que quiera, que los deje en el desván y los que no quiera, que los lleve a una guardería, donde los niños jugarán con ellos. Cuando los juguetes van a ser subidos al desván, un descuido de Andy, hace que su madre meta las cajas en el coche y las lleva a la guardería Sunnyside. Cuando llegan, los juguetes dan un paseo por ahí, y les encanta. Pero cuando el jefe de los muñecos, un oso llamado Lotso, les asigne su clase, los juguetes verán que la clase que les ha tocado, la de tres años, donde los niños son bebés y no saben jugar con los juguetes, decidirán cambiar, a lo que Lotso no accede. Y es así, como Woody y Buzz descubrirán que los juguetes más fuertes, tienen control en los demás juguetes de la guardería, la cuál se convierte en una cárcel nada más cerrar. Cuando los dos amigos van a acabar con los planes de Lotso, Buzz es atrapado y cambiado de modo de juego, quitandole todos los recuerdos, y así empieza a hacerle caso a los malos, llegando a ser peligroso, para sus compañeros, quienes deberán de salir de allí con él.

Es una fantástica secuela, para mí es la mejor de la trilogía y es una maravilla visual. Espero que os haya gustado esta entrada y que la disfrutéis. Y haber si os ha picado el gusanillo para que volváis a ver las películas. Recomiendo el blu ray de cada película, pues he comparado con la imagen del DVD y de cuando la echan por televisión, y el blu ray lo supera mil veces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario