domingo, 5 de octubre de 2014

Agente 007 contra el doctor No

Hola a todos, hoy voy a hablar sobre una película que he visto recientemente, perteneciente a una de las sagas más largas del cine, y abarcaré un género nuevo, el género del espionaje, y quien mejor que el grande Bond, James Bond. 

James Bond es un personaje ficticio que ha estado en 23 películas que forman la saga.
 Estas películas empezaron en el año 1962, con la película que traigo hoy, y sigue en activo actualmente, la última película que salió en cines fue Skyfall en 2012. 

Durante estos 50 años exactos, los actores que interpretan al personaje principal han ido variando, el primero fue Sean Connery, le siguió George Lanzeby, Roger Moore siendo este el actor que más veces interpretó al personaje en siete películas, Timothy Dalton, Pierce Brosnan, y por último, el actor más reciente Daniel Craig.

 Yo soy nuevo en esta saga, y he empezado por la primera película de la saga, llamada AGENTE 007 CONTRA EL DOCTOR NO, una película de 1962, dirigida por Terence Young, basándose en el libro de Ian Fleming, y con la actuación de Sean Connery. 

Una curiosidad, es que ésta película ha sido la primera de la saga, y el sexto libro sobre James Bond de Ian Fleming, que recibió críticas malas comparándola con las cinco novelas anteriores. Ian Fleming pidió al director, que el papel del doctor No, fuera interpretado por Christopher Lee, que era su primo, pero Terence se negó. 

Una última curiosidad antes de empezar con el resumen, el Vaticano, al ver la película, lanzó un comunicado en el que condenaba la moralidad de la película. 

Ahora empezaré a hacer un resumen, para gente que no se haya visto la película, y a decir curiosidades para los que sí la han visto.

La película comienza con una partida de póquer entre unos hombres vestidos con traje y en la calle.
 Uno de estos hombres se levanta, les dice a los demás que tiene una cosa que hacer, y que no sigan jugando hasta que no vuelva.
 Cuando está un poco más apartado, aparecen unos hombres, que lo asesinan. 
Mientras, en otro lugar, la secretaria del asesinado, intenta mandar un mensaje, pero es interrumpida por unos hombres que la asesinan y se llevan los documentos sobre alguien llamado Dr.No.
 El teléfono se quedó descolgado, y desde la otra línea, se percatan de que la secretaria a sido asesinada o secuestrada. 
Para averiguar, llaman al agente 007 llamado James Bond, este se encuentra jugando una partida de póquer, donde conoce a una chica llamada Silvia, con la que habla y antes de irse se prometen una cita en un partido de golf.

James Bond acude a la llamada y se presenta ante su superior, quien le habla de su próxima misión.
 Allí conocemos a otra chica, la secretaria de su jefe, y nos dan los suficientes datos para saber que estos han tenido muchas conversaciones entre ellos entre misión y misión. 
Su jefe, le habla de la misión, debe de ir a Jamaica, para averiguar quien mató a los agentes que estaban allí. Antes de irse, le cambia su antigua arma por otra, porque según dice, le falló en su última misión. 
James intenta llevarse su antigua arma, pero no cuela, así que vuelve a su casa para preparar sus cosas para irse a Jamaica.
 Cuando llega, descubre que en su casa a entrado alguien, así que saca su nueva arma y va por toda la casa buscando al intruso, pero resultó ser Silvia, que quería jugar al golf esa misma noche.
 Ambos se despiden, y James sube al avión destino a Jamaica, donde va estudiando el caso.

Al bajar del avión le recoge nunca coche, esto levanta su sospecha, así que le da su maleta al chófer, y vuelve al aeropuerto diciéndole que se le ha olvidado una de sus pertenencias.
 Va a un teléfono público y llama a su jefe, este le dice que no ha mandado a nadie a por él, porque está al tanto de su manía por no ser recogido por nadie. 
Así que como un profesional que es, se sube al coche, y el chófer empieza a conducir. 
Un coche que va tras de ellos, levanta la sospecha de Bond, quien pide al chófer que vaya más deprisa.
 Acaban por despistar al coche, metiéndose en un camino. Allí, Bond saca su pistola y apunta al chófer, a quien a mandado matar a Bond.
 El agente saca al chófer del coche, este está siendo obligado a hablar de lo que sabe. 
Pide sacar su paquete de cigarrillos, agarra un cigarrillo, lo parte y se traga algo con lo que acaba muerto. Más adelante sabremos que se trataba de cianuro. 
Así que James Bond sube al muerto al coche y conduce hasta la casa del gobierno donde le espera un amigo.

James Bond habla con su amigo, y allí ve una foto de el agente asesinado, llamado Strangways, y un pescador con el que estaba. 
James sigue los pasos de este pescador, hasta dar con él, lo que al principio parece que él y sus compañeros van contra él, luego resulta que están de su lado.
 Él le habla de el asesino de Strangways, un hombre de origen chino llamado No y que vive en una isla en la que está prohibido entrar.
 En la costa de esta playa, hay vigilantes armados que disparan a todo aquel que entra, además se dice que hay un dragón por la isla, cosa que despierta el miedo de las personas.
 Esa noche, es atacado por una tarántula que han puesto en su cama, la tarántula pasa por todo su cuerpo, y al final sigue su camino recorriendo el resto de la cama, James coge su zapatilla y la mata. Una curiosidad, Sean Connery tenía aracnofóbia, por lo que tuvieron que utilizar a un especialista para que actuará en esa escena.  
Al día siguiente Bond y el pescador van a esa isla, usando una pequeña barca. Navegan con motor, pero cuando se encuentran a poca distancia de la isla, paran el motor y siguen a remo. 
Cuando llegan a la orilla, tapan la barca con hojas de palmeras, y se duermen. Al día siguiente, encuentran a una hermosa chica llamada Honey, quien a ido a la isla en una barca, para recoger conchas para después venderlas a muy alto precio. Pero al rato, aparecen los guardias de la isla armados, para que Bond y sus dos amigos den la cara. 
Al no salir, los hombres armados disparan a todos los árboles, y llegando a alcanzar a las barcas. Después, se van de allí. Bond y sus amigos deciden seguir adelante y completar la misión.

Pasan por un pantano, donde sin saberlo cogen una radiactividad muy alta. Más adelante, se encuentran con el mensionado dragón que lanzaba fuego, un coche tuneado como un dragón y que lograba el efecto de lanzar fuego de verdad.
 Este fuego alcanza al pescadero, y Bond y Honey son atrapados por los guardias de la isla, quienes les esposan, los llevan al laboratorio que tienen en la isla, le quitan la radiación y los llevan a sus lujosas habitaciones, habitaciones lujosas pero sin ventanas y con las puertas cerradas, una celda de seda.
 Esa noche son llevado ante el Doctor No, quien le cuenta su plan, que consiste en secuestrar todas las naves espaciales en órbita, para dominar el mundo. Una curiosidad, hay un cuadro en la pared de la habitación del Doctor No, que ese cuadro había sido robado en el año 1960, se trataba de un cuadro del Duque de Wellington. Bond y Honey son secuestrados, y Bond es torturado y encerrado. 
Bond consigue escapar por los conductos de ventilación y llegar hasta el centro de operaciones del Doctor No, quien está a punto de lanzar el cohete. Así que Bond utilizará sus dotes karatecas y de espía, para acabar con el plan de este villano y recuperar a la atractiva Honey.

Y aquí es cuando dejo de hablar de la película, y os invito a todos a que veáis este estupendo film que me dejó con muy buen sabor de boca, y con ganas de seguir la gran saga de James Bond.











No hay comentarios:

Publicar un comentario