jueves, 23 de octubre de 2014

Mi vecino totoro

Hola a todos, hoy voy a recomendar una película de animación que me encanta desde que empieza hasta que acaba. Para mi, es la mejor película de animación, y eso que es del año 1988. Hoy voy a recomendar una película que debéis de ver antes de morir, y de la que os enamorareis. Os hablo de MI VECINO TOTORO. La primera vez que la vi, fue en una filmoteca, junto con un grupo de amigos, y al terminar la película quedé totalmente enamorado de ese espíritu del bosque llamado Totoro. Es la cuarta película del estudio Ghibli, que es un estudio de animación japonesa, creado por Hayao Miyazaki y Isao Takahata. La primera película de este estudio fue en 1883 Nausicäa del Valle del Viento. El estudio está considerado como uno de los mejores a nivel mundial. Actualmente, hace muy poco, Hayao Miyazaki se despidió con su última película del estudio, El viento se levanta. Pero bueno, vamos a hablar de una de las mejores películas de este estudio, y también hablaremos más adelante de otras como El viaje de Chihiro, El castillo ambulante, o La princesa Mononoke. El director de la película es Hayao Miyazaki, obtuvo tal éxito, que se convirtió en el logotipo del estudio y se reestrenó varias veces en cines. Muchos directores de animación como John Lasseter han elogiado a este director y en concreto a ésta película, es más, en Toy Story 3, Totoro hace un cameo entre los juguetes, siendo un peluche.

La película comienza cuando dos hermanas junto con su padre, se van a vivir a una casa rural. La madre de las niñas está en un hospital enferma, y para estar más cerca del hospital, pues se trasladan a esa casa. Es una casa muy bonita, sobre un campo de hierba verde, y pegada a un bosque. En el interior de la casa, las niñas, Mei la menor y Satsuki la mayor, encuentran unas pequeñas bolas negras que están esparcidas por toda la habitación oscura, cuando las hermanas abren la puerta y dejan entrar la luz, éstas bolitas desaparecen. Las hermanas corren a contarle a su padre lo que han visto, este es el diálogo que mantienen:

"-Seguro que en esta casa vive algo raro! ¡Es fantástico! Siempre he soñado con vivir en una casa embrujada.
- Papá, aquí hay algo.
- ¿Una ardilla?
- No sé. Un montón de cosas negras, pero no son cucarachas ni ratones.
- ¿En serio? ¿Las ves? Serían duendes del polvo."

Ese es el nombre que le ponen, Duendes del polvo, y si os fijáis en El viaje de Chihiro, estos duendes del polvo hacen un pequeño cameo en una escena de la película. Bueno, pues las hermanas van descubriendo nuevos rincones de la casa, y conocen a Nanny, una anciana muy simpática que les ayuda a limpiar la casa, y a Kanta, un chico de la misma edad de Satsuki y que es bastante tímido. Al principio Kantan y Satsuki no se llevan muy bien. Más tarde, las hermanas van a ver a su madre al hospital. Su madre parece estar bien, pero todavía se tiene que recuperar, todos tienen ganas de estar juntos en la casa. Una vez instalados, los tres se ríen para que los Duendes del polvo desaparezcan. Estos duendes salen volando hasta acabar en la copa de el alcanforero más alto del bosque.

Al día siguiente, Satsuki va al colegio y su hermana pequeña se queda en casa con su padre. Mei decide ir a dar un paseo por el jardín, y allí ve a unos pequeños seres que van hacia el bosque. Ella los empieza a seguir, hasta acabar en las raíces del alcanforero. Entre las raíces, encuentra un agujero por el que pasan los pequeños. Ella cae por ahí y encuentra a un personaje igual, pero mucho más grande, Totoro. Ella empieza a jugar con él, y acaban dormidos. Cuando Satsuki vuelve, se pone a buscar a su hermana, y la encuentra en otro lugar del bosque. Mei le dice que ha visto a Totoro, pero ni Satsuki ni su padre le creen.

Al día siguiente, Satsuki vuelve al colegio, su padre está trabajando en la universidad, y su hermana se quedó en casa de Nanny. En mitad de la clase, Nanny le lleva a su hermana porque Mei quería ir al colegio como una niña mayor. Al acabar la clase, empieza a llover y kata le ofrece su paraguas. Al volver a casa, se percatan de que su padre no se ha llevado su paraguas, y van a la parada a llevárselo. Mientras esperan en la parada, aparece el gran Totoro, con una hoja en la cabeza para protegerse de la lluvia. Las hermanas le ofrecen el paraguas de su padre, y el se lo coloca en la cabeza. Al cabo de unos minutos, aparece el gato-bus, un autobús con la cara, la forma y la cola de un gato. El Gato-bus abre la puerta y Totoro se mete dentro con el paraguas de las niñas. Tras irse, aparece el autobús donde viene su padre, pero no le hace falta paraguas porque paró de llover. Durante el camino a casa, las niñas no paran de hablar del extraño personaje que han visto.

Unos días después, ambas hermanas reciben una carta urgente del hospital. Esto las alarman y cuando van corriendo a avisar a su padre, Mei desaparece. Mientras que el padre habla con el médico, los vecinos de Satsuki buscan a Mei por todo el bosque, pero lo único que encuentran son sus sandalias en el lago.

Este no es el final, pero os animo a que veáis ésta gran película, y dejéis de lado esas habladurías de "es que son películas de dibujos para niños", porque no lo son, son películas con muchos mensajes, y diferentes puntos de vista, es una película para que los padres vean con sus hijos. Quien vea esta película por primera vez, quedará muy agradecido. Espero que os haya gustado la entrada. Hasta la próxima.










No hay comentarios:

Publicar un comentario