miércoles, 3 de febrero de 2016

Con la muerte en los talones

Hola a todos, hoy voy a recomendar otro clásico, esta vez una de las mejores películas del maestro del suspense Alfred Hitchcock "CON LA MUERTE EN LOS TALONES" una película increíble en muchos aspectos que dirigió tras el fracaso que fue "Vértigo".

Este film de 1959 está protagonizada por Cary Grant, que hace una buenísima actuación, y Eva Marie Saint. El actor iba a ser James Stewart, pero Hitchcock se negó, al igual que con Gregory Peck. El compositor de la banda sonora es Bernard Herrmann.

La película desde el comienzo de los créditos iniciales es innovadora, con un fondo verde al que unas rayas se van cruzando hasta formar pequeños cuadrados que acaban siendo ventanas de un edificio, mientras las letras aparecen de cualquier lado y suena la increíble banda sonora de Herrmann.

Esta película nos enseña una gran aventura con aspecto detectivesco y que comienza por un error tan extraño como habitual, llamar a un camarero. Es por ello que nuestro protagonista es confundido por un espía, siendo el antecedente de James Bond. A partir de entonces será perseguido mientras intenta buscar alguna manera de confirmar su inocencia.

El peligro en esta película siempre está presente, en el lugar donde menos imaginas y de la forma más inesperada. Hitchcock nos embauca en toda una evasión en la que el personaje solo puede confiar en él mismo e ingeniárselas para sobrevivir. La fotografía y la puesta en escena es increíble, así como el hilo que va siguiendo la historia y que te lleva de lugar a lugar. De hecho, en la parte en la que el protagonista tiene un pequeño respiro en el tren, es una escena que se te hace larga porque el resto de la película tiene un ritmo rápido.

En conclusión, un excelente film de espionaje y aventura con la que Hitchcock logró crear un personaje que sería la base de James Bond. Y logró que lo que ha simple vista parece imposible, parezca real y te lo creas. Una película en la que entras y no sales hasta saber como concluirá esta equivocación llevada al límite. Una de las mejores de Hitchcock que debemos de ver. Un saludo y hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario